Colchones con Grafeno

EL GRAFENO Y LOS COLCHONES SON 2 PRODUCTOS CONDENADOS A ENTENDERSE

 

En esta entrada vamos a analizar las novedad el mundo de los colchones. Desde el año 2010 en el que se demostraron las propiedades del grafeno (premio Nobel física 2010) cada vez más encontramos nuevas aplicaciones de este material en nuestra vida cotidiana:

 

LÁMINA DE GRAFENO

 

El grafeno es un material que se ha venido aplicando a los colchones de última generación. Presenta unas propiedades entre las que destacamos que es el mejor conductor de la electricidad a temperatura ambiente y conductor del calor, de los materiales más duros (si no el que más), transparente y flexible.

Gracias a estas propiedades nos los encontramos en los nuevos colchones de grafeno en combinación con la viscoelástica. Tradicionalmente las espumaciones viscoelásticas han tenido un inconveniente: son acumuladores de calor. Este hecho se contrarresta gracias a la alta capacidad de disipación de calor del grafeno. Este material en combinación con la capa viscoelástica disminuye la sensación de calor ya que tiende a igualar la temperatura del colchón con la del cuerpo. Además de esto, al ser un material flexible y adaptable funciona como una capa de confort más. Y aún más, gracias a su dureza y elasticidad contribuye a aumentar el tiempo de vida útil de nuestro colchón.

Entre los modelos actuales de nuestra tienda encontramos el colchón Viscoelástico Grafeno, que incorpora grafeno y viscoelástica. Este colhón además mejora estas características gracias al tejido técnico Thermotech. Este tapizado complementa la acción del grafeno ya que favorece una más eficiente disipación de calor con nuestro cuerpo:

 

COLCHON VISCOELASTICO GRAFENO
COLCHON VISCO GRAFENO

 

Además, se ha demostrado que es un material 100% antibacteriano. Esto representa una ventaja ya que sirve como protector tanto del exterior como del interior del colchón, así como efectivo en la eliminación de olores.

Así que ya tenéis algo de información al respecto; si queréis probar un colchón con grafeno podéis pasar por nuestra exposición de muebles y tapizados, probarlo y compararlo con otros modelos de colchones viscoelásticos de nuestra tienda de Málaga.

Gracias por leernos!

Carlos L.

Colchones de muelles

En la actualidad, la proliferación de nuevas técnicas y procesos encaminados a conseguir productos que nos proporcionen mayor calidad de descanso está provocando que a menudo podamos perdernos a la hora de discernir que colchón puede adecuarse mejor a nuestra situación económica y física.

Tradicionalmente, en nuestra tienda de muebles online siempre hemos contado con dos gamas principales de colchones: los de muelles y los de espuma. De éstos últimos hablaremos en otros artículos.

En el caso que nos ocupa este artículo, el colchón de muelles, ha ido evolucionando para suplir esas deficiencias que presentaba, como que se deformaban con el tiempo o eran muy duros, poca durabilidad, se hundían irremediablemente hacia el centro etc. Eso sí, en todos los casos esta carcasa de muelles venía complementado con otras capas alrededor, de más o menos grosor, constituidas por espumas de poliuretano superpuestas entre sí.
En la actualidad, en la zona dedicada al descanso en Muebles Guadalhorce contamos con tres tipos de colchones de muelles:

– Muelles bicónicos: este es el que tradicionalmente se ha venido utilizando. La forma de estos muelles, estrechos por el centro, les da su nombre:

colhon muelles

COLCHÓN JUVENIL MUELLE BONELL

 

– Muelles independientes: colchones con muelles ensacados que, normalmente, vienen dentro de una bolsa que suele ser de material textil. Tienen muchos más muelles que los anteriores y son por lo tanto más adaptables a nuestro cuerpo:

 

COLCHÓN RELAX DIVA

COLCHÓN MUELLES EMBOLSADOS INDEPENDIENTES

 

Otra característica de estos colchones es la alta aireación del núcleo. Esto provoca una mayor disipación del calor por lo que por lo general se dice que son colchones fríos. Por el contrario, la aparición de nuevos materiales termorreguladores, como la espuma viscoelástica, soluciona este problema ya que son mejores acumuladores de calor que las espumas HR o de poliuretano. Debido a esto, a las personas con poca tolerancia al calor se les aconseja comprar un colchón con viscoelástica a una cara (cara de invierno), mientras que la otra cara estará compuesta por fibras hipoalergénicas y ligeras, como el algodón, que posibiliten una mejor disipación de calor a través de la llamada cara de verano.
El embolsado de los muelles: el hecho de embolsarlos se debe a que de esta manera nos permite disponer de muelles más pequeños y los podemos aglutinar en mayor número en un mismo sitio y que además funcionen de manera independiente entre si ya que se evita que la presión ejercida sobre algunos de ellos afecte al resto, garantizando la total independencia de ambos lechos a la hora dormir acompañados.
El grosor del colchón juega un papel importante: a menos grosor, mayor disipación de calor y mayores probabilidades que, en función del peso de la persona, podamos llegar a sentir los muelles en nuestro cuerpo por la presión ejercida mientras estamos tumbados.
Por último recordar que el mantenimiento del colchón es la parte postcompra más importante. Voltearlo un mínimo de cuatro veces al año, de arriba abajo y de cabeza a pies, nos ayudará a alargar la vida útil al 100% del colchón y evitará molestas deformaciones que ocurren cuando la presión ejercida por nuestros cuerpos se realiza siempre sobre los mismos muelles.

Recuerde visitarnos en Muebles Guadalhorce .ES o en Málaga (polígono industrial El Viso) donde le asesoraremos sobre cual puede ser su mejor elección para disfrutar del más placentero de los descansos.

 

Gracias por leernos!

Carlos L.

Materiales viscoelásticos aplicados al descanso

La espuma viscoelástica es un material polímérico desarrollado por la NASA en los años sesenta. Básicamente, consiste en un tipo especial de espuma de poliuretano que destaca por sus prestaciones como material de acolchamiento y termosensibles:

viscoelastica

MATERIAL VISCOELÁSTICO

 

La espuma usada en colchones hasta la aparición de este material ha sido algo frustrante ya que, desde la primera siesta, la capacidad de recuperación del colchón hacia su estado inicial se ha visto mermado por su uso continuado. Este hecho, sin duda clave en la baja comercialización de este tipo de colchones, se viene a solucionar con las estas espumas, cuya característica fundamental consiste en la recuperación que el colchón experimenta una vez dejamos de estar sobre él con lo que noche a noche podemos notar como nos volvemos a tumbar en el colchón del día anterior sin que aparezcan hormas o huecos “memorizados” por la espuma. No obstante, debemos recordar que la plancha viscoelástica es solo una parte de las capas del colchón, por lo que tan importante como ésta será disponer de datos acerca del acolchado, tejidos externos, forma de montaje, tipo de núcleo…
Se fabrica mediante la solidificación de una resina fluída sobre unos moldes que darán forma al material una vez haya solidificado. Aunque no es un material que acumule al calor, tiene una gran capacidad de asimilación de la temperatura ambiente, ya sea esta la del aire o la del contacto con nuestro cuerpo, por lo que este no es un material recomendable para personas que consideren que son calurosas o “que dan calor”. En este caso, se recomienda al menos un colchón que tenga la visco en una sola cara para poder usar la otra en caso de estar en la época del año en la que las noches son más cálidas y durante las cuáles nos cuesta mucho, en mayor medida por la temperatura nocturna de verano, conciliar el sueño.

Este tipo de material, creado en los ’70, ha resultado costoso y complicado de trabajar con él, pero desde hace ya más de diez años se viene aplicando en diferentes usos dentro del ámbito doméstico y profesional: colchones, asientos, almohadas, cojines… el alivio de la presión que ejerce la espuma sobre determinadas partes del cuerpo más prominentes, como los omoplatos o las nalgas, se traduce en menos movimientos reflejos durante el sueño gracias a la sensación de confort e ingravidez que nos ayudan a sentirnos relajados y conciliar un sueño continuo y a todas vistas reparador.

En nuestra tienda de muebles online disponemos de varios tipos de colchón con espuma viscoelástica con sistemas de aireación interior, lo cual aumenta su durabilidad. Planchas de material viscoelástico que van desde los 2 a los 9 centímetros, tapizadas o en una plancha que se puede retirar si así lo queremos, que disponen de un núcleo interno compuesto por espumas HR de diferentes densidades y prestaciones, muelles en carcasa clásicos o muelles embolsados de última generación. El soporte de estos colchones varía las prestaciones del colchón de una manera menos perceptible que en otro tipo de colchones, resultando más firmes cuando usamos base tapizada y más adaptables y con mejor disipación de calor en los colchones sobre somier de láminas:

 

COLCHON VISCOELÁSTICO D70
COLCHÓN VISCOELÁSTICO

 

Y como dice el refrán, para gustos los colores. Es por esto que, para los más exigentes, podemos elegir entre una amplia gama de colchones viscoelásticos de manera que esté cubierto por visco en las dos caras (para voltearlos periódicamente) o a una cara; en este último caso, la parte que no es revestida por espuma viscoelástica, está tapizada por una serie de materiales strech, hipoalergénicos y 3D, transpirables y con tasas de aireación altas, en la que llamamos “cara de verano” por su capacidad mayor de disipación del calor que puede acumular el material viscoelástico en contacto con nuestro cuerpo. En cualquiera de los casos anteriores, siempre se recomienda voltear al menos una vez cada tres meses el colchón de manera que la posición de los pies y la cabeza cambien sus lugares en la cama.

Como ejemplos de lo hablado, podemos observar en youtube este par de videos:
PROCESO DE FABRICACIÓN Y ENSAMBLADO DE LAS ESPUMAS HR Y VISCOELÁSTICA EN COLCHONES
PROCESO DE ESPUMACIÓN DEL HR